La Mariposa
La Mariposa

La Mariposa

La Mariposa
La Mariposa
La Mariposa

CONOCE
MI  HISTORIA

VLOGGER
INFLUENCER
CREADORA

VLOGGER
INFLUENCER
CREADORA

¿ quién soy yo?

¿ quién soy yo?

¿ quién soy yo?

Mi nombre es Marllenys Reigada y muchos me conocen como La Mariposa.
Soy cubana y nací en Guanabacoa en una familia bien humilde y luchadora. Desde los 3 años comencé mi aventura como bailarina y pasando el tiempo terminé en una de las compañías más prestigiosas de Cuba, Lizt Alfonzo a la cual le debo mi disciplina laboral y también no haber tenido infancia, ya que le dediqué mi infancia y adolescencia al baile. A los 12 años sufrí de una Escoliosis la cual casi me deja paralítica, gracias a mis padres y a un doctor que me inventaron un aparato, pude seguir bailando y teniendo mi vida. Pasé mucho trabajo y por varias Asociaciones de la Cultura Cubana como el Ballet de la Televisión Cubana y otras compañías de danzas; me fui a México a la edad de 18 años y deserté. México fue mi hogar por un año, fue mi libertad a conocer otra cultura, a independizarme no solo como persona, sino también mi pensamiento, conocí la libertad de lograr con mi esfuerzo mis primeras cosas materiales y ayudar a mi familia. Como buena cubana siempre pensando en quien dejé atrás. ¡Nunca a mi familia le faltó la ayudita mensual y sus chucherías! Al pasar el año decidí emprender mi vuelo a Estados Unidos y llegué a mi verdadero sitio, el lugar que me acogió y me dió todo lo que tengo hoy. ¡A este país le debo muchísimas cosas, pero algo muy especial y lo más importante, le debo la educación correcta hacia una ideología libre con derechos humanos y libertad de expresión!

Mi nombre es Marllenys Reigada y muchos me conocen como La Mariposa.
Soy cubana y nací en Guanabacoa en una familia bien humilde y luchadora. Desde los 3 años comencé mi aventura como bailarina y pasando el tiempo termine en una de las compañías más prestigiosas de Cuba, Lizt Alfonzo a la cual le debo mi disciplina laboral y también no haber tenido infancia, ya que le dediqué mi infancia y adolescencia al baile. A los 12 años sufrí de una Escoliosis la cual casi me deja paralítica, gracias a mis padres y a un doctor que me inventaron un aparato, pude seguir bailando y teniendo mi vida. Pasé mucho trabajo y por varias asociaciones de la cultura cubana como el Ballet de la televisión cubana y otras compañías de danzas; me fui a México a la edad de 18 años y deserté. México fue mi hogar por un año, fue mi libertad a conocer otra cultura, a independizarme no solo como persona, sino también mi pensamiento, conocí la libertad de lograr con mi esfuerzo mis primeras cosas materiales y ayudar a mi familia. Como buena cubana siempre pensando en quien dejé atrás. ¡Nunca a mi familia le faltó la ayudita mensual y sus chucherías! Al pasar el año decidí emprender mi vuelo a Estados Unidos y llegué a mi verdadero sitio, el lugar que me acogió y me dió todo lo que tengo hoy. ¡A este país le debo muchísimas cosas, pero algo muy especial y lo más importante le debo la educación correcta hacia una ideología libre con derechos humanos y libertad de expresión!

Yo al llegar a este país fui homeless y me bañaba en Walgreens, mis comienzos en este país fueron duros, no tenía familia, y aunque suene raro creo que eso me ayudó a ser mejor persona, aprendí tanto el valor de una amistad verdadera, de una familia y sobre todo aprendí el valor de un trabajo.

Al pasar el tiempo logré mi primer trabajo que fue de ayudante de un camión de lunch, luego trabajé en cafeterías vendiendo coladas, restaurantes de todo tipo, pasé trabajo y tenía 2, 3, 4 trabajos. Bailaba flamenco en la playa de noche, ¿en qué no he trabajado en este país? Pero eso fue lo que me ayudó a ser fuerte y a apreciar los verdaderos valores y la importancia del dinero. ¡Llegó el momento que logré mis objetivos principales que era traer a mi familia, a mi mamá, papá y hermanos! Antes de los 5 años de haber llegado a este país ya tenía a toda mi familia a mi lado. En el transcurso de ese tiempo tuve a mi mayor regalo, mi hijo Ángel Gabriel quien fue el motor esencial en continuar luchando por mis metas y ahora más duro porque tenía un bebé que alimentar y enseñarle cada paso de la vida. Hoy no me quejo, gracias a Dios tuve a mi familia que me apoyó y me apoya y aunque soy madre soltera nunca le faltó a mi hijo un plato de comida, ni una ropa que ponerse.

Yo al llegar a este país fui homeless y me bañaba en Walgreens, mis comienzos en este país fueron duros, no tenía familia, y aunque suene raro creo que eso me ayudó a ser mejor persona, aprendí tanto el valor de una amistad verdadera, de una familia y sobre todo aprendí el valor de un trabajo.

Al pasar el tiempo logré mi primer trabajo que fue de ayudante de un camión de lunch, luego trabajé en cafeterías vendiendo coladas, restaurantes de todo tipo, pasé trabajo y tenía 2, 3, 4 trabajos. Bailaba flamenco en la playa de noche, ¿en qué no he trabajado en este país? Pero eso fue lo que me ayudó a ser fuerte y a apreciar los verdaderos valores y la importancia del dinero. ¡Llegó el momento que logré mis objetivos principales que era traer a mi familia, mamá, papá y hermanos! Antes de los 5 años de haber llegado a este país ya tenía a toda mi familia a mi lado. En el transcurso de ese tiempo tuve a mi mayor regalo, mi hijo Ángel Gabriel quien fue el motor esencial en continuar luchando por mis metas y ahora más duro porque tenía un bebé que alimentar y enseñarle cada paso de la vida. Hoy no me quejo, gracias a Dios tuve a mi familia que me apoyó y me apoya y aunque soy madre soltera nunca le faltó a mi hijo un plato de comida, ni una ropa que ponerse.

Hoy soy La Mariposa, la que lucha por sus sueños y metas, y aún no he terminado de luchar. ¡Sigo en busca de mis sueños porque nunca debemos parar, siempre debemos seguir soñando! Tengo un sueño y es poder seguir con mi grupo Mujeres al Poder, un grupo hecho sin fines de lucro para apoyar a las mujeres que han sido maltratadas, que sufren de depresión y que no necesitan un doctor, pero sí una amiga. Ojalá algún día pueda reunirme con todas esas mujeres que necesitan de mí, porque yo si he sido criticada por mi manera de conducirme en la vida y por mi lucha incansable por los derechos de las mujeres. Las mujeres nuevas y modernas que son independientes y libres de decidir si quieren estudiar, ser madres o hacer ambas cosas, la que ya no necesita de un hombre que la mantenga porque ella se mantiene. Este movimiento de Mujeres al Poder ayuda a miles de mujeres a levantar la cabeza y no sufrir de violencia doméstica ni sicológica. Este es mi regalo para todas esas mujeres que me necesiten, yo sufrí, yo fui maltrata, golpeada, yo fui violada y también sé lo que no es tener ni voz, ni voto. Por eso hoy alzo mi voz y ayudo a quien me necesita y aunque me tilden de puta, feminista y descarada, se siente rico poder decir, «sí soy feminista, pero nadie me maltrata, nadie me humilla y nadie me grita». ¡Esta página es algo muy personal mío, es un regalo para ustedes mis amigos, los que han sido testigo de cada paso mío y a los cuales les debo la gran mayoría de mis sucesos! Gracias por todo y espero que les guste la página y también los artículos que hay en ella.

Hoy soy La Mariposa, la que lucha por sus sueños y metas, y aún no he terminado de luchar. ¡Sigo en busca de mis sueños porque nunca debemos parar, siempre debemos seguir soñando! Tengo un sueño y es poder seguir con mi grupo Mujeres al Poder, un grupo hecho sin fines de lucro para apoyar a las mujeres que han sido maltratadas, que sufren de depresión y que no necesitan un doctor, pero sí una amiga. Ojalá algún día pueda reunirme con todas esas mujeres que necesitan de mí, porque yo si he sido criticada por mi manera de conducirme en la vida y por mi lucha incansable por los derechos de las mujeres. Las mujeres nuevas y modernas que son independientes y libres de decidir si quieren estudiar, ser madres o hacer ambas cosas, la que ya no necesita de un hombre que la mantenga porque ella se mantiene. Este movimiento de Mujeres al Poder ayuda a miles de mujeres a levantar la cabeza y no sufrir de violencia doméstica ni sicológica. Este es mi regalo para todas esas mujeres que me necesiten, yo sufrí, yo fui maltrata, golpeada, yo fui violada y también sé lo que no es tener ni voz, ni Voto. Por eso hoy alzo mi voz y ayudo a quien me necesita y aunque me tilden de puta, feminista y descarada, se siente rico poder decir, «sí soy feminista, pero nadie me maltrata, nadie me humilla y nadie me grita». ¡Esta página es algo muy personal mío, es un regalo para ustedes mis amigos, los que han sido testigo de cada paso mío y a los cuales les debo la gran mayoría de mis sucesos! Gracias por todo y espero que les guste la página y también los artículos que hay en ella.

Pueden seguirme en

Pueden seguirme en

facebook

youtube

instagram

tiktok

whatsapp

Contáctame

PREGUNTAS DE NEGOCIO